ciberbullying

Cómo actuar ante un caso de ciberacoso

Como cada miércoles, volvemos con una nueva entrega de la serie Menores en Internet. Hoy hablaremos sobre el ciberacoso, un mal que afecta a 1 de cada 10 menores escolarizados. ¿Sabes qué hacer en caso de detectarlo? A partir de hoy, si.

Lo primero que debes saber es que hay dos tipos de ciberacoso. El que se da entre menores de edad se llama ciberbullying. Cuando un adulto se hace pasar por un menor para acosar a otro menor, se llama grooming.

Cómo detectar el ciberbullying

Estamos ante un caso de ciberbullying cuando un o una menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

acoso privacidad

Características más comunes del ciberbulling

· Agresión repetida y duradera en el tiempo.
· Suele existir contacto o relación previa en el mundo físico.
· Intención de causar daño: no siempre se da en los primeros estadios del proceso.
· Puede estar ligado o no a situaciones de acoso en la vida real.
· Usar medios TIC: sms, e-mail, teléfonos móviles, redes sociales, blogs, foros, salas de chats.

Algunos ejemplos concretos de cyberbullying

· Colgar en Internet una imagen comprometida (real o efectuada mediante foto montajes) datos delicados, cosas que pueden perjudicar o avergonzar a la víctima.
· Crear un perfil falso de la víctima en redes sociales o foros de temática sexual.
· Hacerse pasar por la víctima en foros y chats.
· Dar de alta la dirección de correo electrónico de la víctima.
· Usurpar su clave de correo electrónico.
· Provocar a la víctima en servicios web para conseguir una reacción violenta.
· Hacer circular rumores sobre la víctima en fotos, chats y redes sociales.
· Enviar menajes amenazantes por e-mail o SMS, perseguir y acechar a la víctima
en los lugares de Internet que frecuenta.

ciberbullying kid

Cómo actuar ante un caso de Ciberbullying

Si el ciberbullying afecta a uno de tus hijos

A) Conoces al agresor. En este caso lo mejor es probar primero con la vía diplomática y hablar con sus padres o tutores legales para intentar atajar el problema. En caso de persistir, lo mejor es denunciar ante las autoridades pertinentes.

B) No conoces al agresor. Si tu hijo o tu hija está sufriendo ciberbullying y no sabes quién está detrás de la agresión, lo mejor es denunciar de inmediato ante las autoridades.

En ambos casos, lo primero es atender sus demandas psicológicas. Necesitará de tu apoyo para superar esta situación. No descartes que pueda llegar a necesitar apoyo psicológico. Depende de la gravedad de la situación y del grado de madurez emocional de tu hijo o hija, pero debes mantenerte alerta, sobre todo si le notas decaido, le cuesta dormir o salir de la cama por la mañana (más de lo habitual), muestra inapetencia ante la comida o rompe a llorar de repente.

Si trabajas en un centro educativo y crees que alguno de los alumnos o alumnas está sufriendo ciberbullying

A) Si todos los alumnos implicados están escolarizados en el centro. Actuar desde el marco de convivencia y con las herramientas de que se ha dotado el centro para atender situaciones de conflicto.

B) Si solo uno de los posibles implicados, víctima o acosador, está escolarizado en el centro. Trasladar la información al contexto pertinente; puede ser otro centro escolar o, en su caso y dependiendo de la gravedad de los hechos, las autoridades competentes en la materia.

C) Si la situación no afecta a alumnos escolarizados en nuestro centro. Valorar los datos de que se disponen y su alcance y gravedad. Antes de denunciar, es aconsejable contar con el asesoramiento de instituciones u organizaciones  especializadas en ciberacoso.

D) Si se desconoce la autoría del acosador/a. Generar las medidas de apoyo al  alumno víctima y, en su caso, poner en conocimiento de las autoridades  competentes la circunstancia acaecida a los efectos que puedan considerarse oportunos, entre otros, la averiguación de los presuntos responsables.

grooming privacidad ciberacoso

Cómo detectar el grooming

El grooming se podría traducir como “engatusamiento”, y se refiere a las prácticas online de ciertos adultos para ganarse la confianza de un (o una) menor fingiendo empatía, cariño, etc. con fines de satisfacción sexual (como mínimo, y casi siempre, obtener  imágenes del/a menor desnudo/a o realizando actos sexuales). Está muy relacionado con la pederastia y la pornografía infantil en Internet. De hecho, el  grooming es en muchas ocasiones la antesala de un abuso sexual.

Cómo prevenir el grooming

En casa

No nos cansaremos de repetirlo: educación, educación y más educación. Si cuando vas al parque dices a tus hijos que no hablen con desconocidos, en Internet, lo mismo. La mejor forma de prevenir este tipo de abusos es que tus hijos dispongan de los conocimientos necesarios para evitar el peligro o, al menos, detectarlo a tiempo.

En el cole

Hay diversas forma de ayudar a prevenir el grooming entre los alumnos y alumnas:

· Establecer sistemas anónimos y seguros de comunicación y denuncia de los casos.
· Promover su inserción en el currículum escolar, incluyendo actividades como el análisis de casos, roleplay, técnicas narrativas, etc.
· Educar al menor en la gestión de la comunicación por internet, de sus datos personales, imagen y privacidad. Enseñarle a reaccionar (qué hacer y qué no hacer) y a quién acudir cuando pueda estar sufriendo ciberacoso.
· Realizar actividades destinadas a que el menor conozca los riesgos de las redes  sociales y los juegos online.
· Elaborar protocolos establecidos y coordinados en la comunidad educativa entre centros educativos y familias.
· Realizar actividades de información y formación sobre el grooming, dirigidas al profesorado, familias y al alumnado.
· Crear escuelas de padres y madres y reuniones de familias que aborden este tipo de riesgos.
· Elaborar una red en la comunidad escolar que haga tareas preventivas contra el ciberacoso en general y contra el grooming en particular.
· Realizar actividades destinadas a reforzar en los menores la importancia de no confiar en todas las personas que traten de conocerles a través de las redes sociales o de programas de mensajería.

¿Cómo actuar ante un caso de grooming?

En casa

Ni te lo pienses. Si tan solo sospechas que tu hijo o tu hija está siendo víctima de grooming, habla con él o con ella para eliminar de inmediato toda posibilidad de contacto y deúncialo inmediatamente. No borres las conversaciones o las imágenes enviadas o compartidas ya que son la única prueba de que dispones.

En el cole

Por su parte, el centro escolar tiene la obligación ineludible de actuar al tener conocimiento o sospecha de que algún alumno o alumna pueda estar siendo  víctima de ciberacoso informando a los padres o tutores del menor.

En el caso de que los padres o tutores legales del menor no den una respuesta adecuada o no denuncien la situación de abuso, el centro educativo deberá ponerlo en conocimiento de las autoridades y realizar la denuncia.

¿Dónde debo denunciar un caso de ciberacoso?

Policía Nacional (Brigada de Investigación Tecnológica)

Guardia Civil (Grupo de Delitos Telemáticos)

En un juzgado de guardia

Ante el Ministerio Fiscal (Fiscalía de Menores)

Esta es la opción más adecuada, pues por propio imperativo legal tiene como  misión encomendada la defensa y protección de los menores de edad.


Recuerda que en Kuicco te ayudamos a guardar todas las fotos y vídeos de los más peques y a compartirlas forma privada y segura sin que su imagen ni sus datos dejen rastro en Internet.

Si necesitas más información sobre Kuicco para tu familia o Kuicco para tu centro educativo, escríbenos a info@kuicco.com o solicita información aquí.

Kuicco logo

mm
Papá viajero y apasionado de la música y la tecnología. Mi mayor afición es recorrer el mundo con mis hijos y vivir junto a ellos grandes aventuras que luego puedan recordar con Kuicco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *