Nueva York

Viajar con niños a Nueva York

Nueva York es una de las ciudades más interesantes del mundo para viajar con niños. Si te estás planteando dar una vuelta por la Gran Manzana, no dejes de leer este post.

Antes de viajar

Asegúrate de que todos los miembros de la familia tenéis un pasaporte de lectura mecánica en regla. Son los únicos que admiten en la aduana. Normalmente ya todos lo son, pero conviene asegurarse.

También antes de viajar, y como mínimo 72 horas antes de embarcar, deberás rellenar el ESTA, Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje para entrar a Estados Unidos. Puedes hacerlo en esta página web.

Es posible que te pidan que rellenes un documento de aduanas durante el vuelo, el I-94. Si es así, deberás rellenarlo y entregarlo en la aduana a tu llegada a EEUU.

Por cierto, ¡compra siempre un billete de ida y vuelta! Si no es posible que en aduanas te pongan más de un problema y quieran conocer en profundidad tus motivos para viajar a EEUU. No es agradable que te separen de tu familia al llegar a la aduana y te retengan durante un buen rato para hacerte preguntas. Créeme, me ha pasado dos veces.

Con los niños en el avión

El de Nueva York es un viaje largo en avión si viajas desde Europa. Prepárate para unas 7 horas de vuelo, por lo que lleva contigo cosas para entretener a tus peques. Aunque los vuelos de larga distancia suelen tener una pantalla en cada asiento para ver películas y jugar a videojuegos, necesitarás tirar de repertorio para que tus peques estén entretenido. Si consigues que duerman un buen rato, mejor.

Con los niños en el aeropuerto

Si viajas desde fuera de los Estados Unidos a Nueva York, lo normal es que llegues al aeropuerto internacional JFK. Es el aeropuerto más grande del mundo con 7 terminales distintas, por lo que ojo con tus peques al moverte por allí.

Si te alojas en Manhattan, lo mejor que puedes hacer es coger un taxi (de los amarillos) hasta tu hotel o apartamento. Cuestan entre 40 y 50 dólares, dependiendo del tráfico, y son la manera más directa y sencilla de salir del aeropuerto sin perder los nervios con trenes, autobuses, etc. Ten cuidado con los taxis o coches privados, suelen ser negros, porque el coste suele subir bastante.

Alojarse en Nueva York

Si puedes, lo mejor es alojarse en Manhattan. Como siempre, te recomiendo un apartamento. En Airbnb tienes gran cantidad de opciones. Si buscas bien, puedes encontrar apartamentos de familias con niños con todas las comodidades que necesitas.

En cuanto a qué barrios son mejores para alojarse en Manhattan, la zona del Upper West Side es muy residencial e interesante, y tiene varias lugares de interés para los niños que son de obligada visita como el Muséo de Historia Natural o el Museo de los Niños. Además, tanto Riverside Park y Central Park son ideales para pasear, hacer un picnic o perderte en la naturaleza con tus hijos.

En realidad, aunque parezca lo contrario, Nueva York es una ciudad bastante segura. No es necesario alojarse en el centro centro, por ejemplo Times Square, ya que la comunicación es excelente en el metro, y las calles están literalmente llenas de taxis. Lo mejor es moverte de barrio en barrio conociendo todo lo que ofrece esta ciudad.

Cosas que hacer con los niños en Nueva York

Hay mil cosas que se pueden hacer en familia en Nueva York. Solo en Manhattan tienes El Museo de los Niños, El Museo de Historia Natural, el Museo Metropolitano (MET) y el Museo de Arte Moderno (MOMA). Todos son impresionantes y dejarán con la boca abierta incluso a los más pequeños de la casa.

Un paseo en Ferri (gratuito) entre South Port en Manhattan y Staten Island te permite ver la Estatua de la Libertad sin tener que hacer largas colas.

La azotea del Empire State o el Top of the Rock son visitas obligadas. Las vistas de la ciudad son impresionantes. Yo he estado en las dos y me quedo con la del Top of the Rock, ya que desde ella se ve el Empire State en todo su esplendor. Intenta subir en un día despejado.

Como no, Central Park. Por mucho que andes no terminarás de descubrir este inmenso parque. El zoológico es muy pequeñito pero está súper bien cuidado. Es genial para pasar una mañana o una tarde con los peques. Por supuesto, un picnic en el parque, jugar en las incontables áreas de juegos, o simplemente pasear y comeros un autentico hot dog newyorkino en familia ya es algo digno de vivir.

En Coney Island hay un paseo marítimo y un pequeño parque de atracciones que está muy bien para pasar un buen rato con los niños. Otro atractivo añadido es el famoso Nathan’s Hot Dogs, donde se realizan los concursos de comer perritos calientes que, por cierto, están fantásticos.

Se podría escribir un post más largo que el Quijote hablando de las cosas que se pueden hacer en Nueva York. Por eso, aquí te dejo algunas webs en las que puedes perderte entre miles de actividades interesantes:

Time Out New York,

New York City Go

My Little Nomads

Bueeeeno, espero que con todos estos consejillos tu estancia en Nueva York con tu familia sea inolvidable. Si ya has estado por allí con tus peques y se te ocurren más cosas interesantes que hacer, ¡cuéntanoslas en los comentarios!

Un saludo

mm
Papá viajero y apasionado de la música y la tecnología. Mi mayor afición es recorrer el mundo con mis hijos y vivir junto a ellos grandes aventuras que luego puedan recordar con Kuicco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *