Provence

Viajar con niños a la Provenza

¡Hola Kuiqueros y Kuiqueras! Este verano he hecho un viaje precioso y me moría de ganas de contároslo todo. La Provenza francesa es un sitio ideal para pasar unas vacaciones en familia, con actividades para todos los gustos y públicos. ¡Vamos alla!

El viaje

Viajar a la Provenza es muy sencillo. Lo mejor es coger un vuelo al aeropuerto de Marsella Provence, o MP2. Por cierto, una página estupenda para encontrar vuelos a buen precio es Skyscanner.

Desde el aeropuerto hay un servicio de Navettes (autobuses de línea) y trenes fantástico, que siempre te saldrá más económico que coger un taxi. Pero si te decantas por esa opción, puedes encontrarlos al salir del aeropuerto.

Aix en Provence

¿Dónde me alojo?

La Provenza ofrece muchas (y todas buenas) oportunidades para alojarte. En cuanto a qué ciudad elegir como base de operaciones, nosotros nos decantamos por Aix en Provence. Aix es una ciudad relativamente pequeña pero llena de encanto. El centro de la ciudad es una maravilla. Está formado por callejuelas estrechas, normalmente peatonales, que discurren a los pies de antiguos edificios que bien podrían ser el decorado de una película. Todo ello decorado con un sin fin de pequeños y pintorescos restaurantes que ofrecen una amplia oferta culinaria casi a cualquier hora del día.

Por supuesto, en cuanto al alojamiento, como siempre te recomiendo que pases del hotel y descubras la vida autóctona desde una de las múltiples opciones de hospedaje local que te ofrece Airbnb.

Descubriendo la Provenza

La ciudad de Aix por si sola ofrece muchas opciones para explorar con tus hijos, sus parques y jardines, los paseos por el centro histórico, sus mercadillos callejeros, etc., pero créeme, llegará el momento de coger el coche y lanzarte a descubrir la Provenza.

Si vas con niños, olvídate del transporte público. Alquila un coche (no olvides las sillas de los niños), abre Google Maps y disponte a explorar las maravillas que te ofrece el sureste de Francia.

Cassis, Provence

¡A la playa!

Te recomiendo encarecidamente dos playas: Cassis y Saint-Tropez.

Cassis. Ideal para pasar un día con los niños. Una buena opción es la de pasar la mañana a remojo en la playa, comer en uno de los fantásticos restaurantes del puerto (o llevarte una nevera y hacer un picnic) y, cuando estéis cansados de sol y arena, dar un agradable paseo en barco por los famosos Calanques de Cassis.

Saint-Tropez. Aunque pueda parecer muy exclusivo, puedes pasar un día inolvidable culminado con la puesta de sol en la bahía de Saint-Tropez sin gastar un solo euro. Hay varias playas en Saint-Tropez. La más famosa es la de Pampelonne pero, en mi caso, me decanté por la «playa de la Bouillabaisse«. Pequeñita, manejable, con vistas inmejorables a la bahía (y a las decenas de yates gigantescos que la habitan), y con la tranquilidad que dan esas playas en las que puedes adentrarte muchos metros y que el agua no te llegue por encima del ombligo. Cuando vas con niños, esto resulta muy interesante.

Cosas de niños

Cuando viajas con niños no pueden faltar en tu itinerario los planes dedicados a su disfrute y regocijo. Te propongo varios:

Montopoto y la Villa de los Autómatas. A unos 20 minutos en coche de Aix en Provence encontrarás estos dos pequeños parques de atracciones. Créeme, si tus peques están entre los 3 y los 10 años, irás y repetirás. Si quieres saber más, aquí te dejo el enlace a su web.

Zoo de la Barben. A media hora de Aix  se encuentra esta maravilla de zoológico con una gran variedad de especies. Si vas no te pierdas la zona de los reptiles y el espectáculo de aves en vuelo. Ver un buitre sentado a un palmo de tu hija de 6 años impresiona un poco, pero la foto es una de mis favoritas de su álbum en Kuicco (no os la enseño porque, como sabéis, en Kuicco nos dedicamos a evitar que las fotos de los peques circulen libremente por Internet, así que…).

Splash World. Si a tus peques les va la marcha, este parque de atracciones hará que esa noche duerman como nunca.

Carrieres de Lumiere, Provence

Cosas para adultos que gustan a los niños

No todo van a ser parques de atracciones y zoológicos, también hay que hacer un hueco para un poco de cultura.

Carrières de Lumières. Unas antíguas canteras remodeladas y transformadas en macro sala de cine en la que proyectan animaciones de cuadros de pintores famosos. La sensación de verte envuelto en un cuadro es impresionante. Si vas a la Provenza, es algo que no te puedes perder.

¡A explorar!

Ahora te toca a ti. Lógicamente hay muchísimo más que ver. Si decides pasar unos días en la Provenza con tu familia, no te olvides de apuntarlo todo para luego contárnoslo. Pero sobre todo, asegúrate de llevar Kuicco en tu móvil, ya que seguro que harás unas fotos y vídeos inolvidables.

¡Un saludo!

Publicado por

mm

Carlos López Pardo

Papá viajero y apasionado de la música y la tecnología. Mi mayor afición es recorrer el mundo con mis hijos y vivir junto a ellos grandes aventuras que luego puedan recordar con Kuicco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *