niño Internet

Las 3 cosas que cualquier niño o niña debe saber antes de comenzar a usar Internet

Continuamos la serie Menores en Internet con un post muy sencillo pero que te aportará gran cantidad de información. Hay 3 cosas que cualquier niño o niña debe saber antes de comenzar a usar Internet. Si quieres saber cuáles son, sigue leyendo.

1. No subas a Internet nada que no pondrías en un cartel en la calle.

Esto es básico. Ninguna persona debería subir a Internet nada que no pondría en un cartel por la calle y, por supuesto, no debería enviar a nadie nada que no cumpla estos requisitos, ya que nunca al enviar algo por Internet, automáticamente pierdes el control sobre ello.

Existen numerosos riesgos que corremos al compartir subir información o contenido privado a la red. Los más importantes son:

Pérdida de control

Cuando la información sale de tu dispositivo ya no es tuya. El receptor puede copiarla y compartirla a su antojo. Si el receptor es de confianza, la cosa cambia. Pero en una red social los receptores son, por lo general, decenas sino centenares de personas. Y seguro que, debido a los perfiles falsos, a muchas de ellas no las conocemos.

Ciberbullying

La información y el contenido sensible que subimos a una red social o compartimos por Internet puede ser usado por otras personas para causarnos un daño psicológico o causarselo a nuestros hijos. El informe “Riesgos y oportunidades en internet y uso de dispositivos móviles entre menores”, elaborado a partir de encuestas a 500 menores de España y sus progenitores, afirma que el 12% de niños y niñas de 9 a 16 años ha sido víctima de ciberbullying, cifra que dobla el porcentaje respecto a otro informe similar de 2010.

Grooming

Si un adulto ve las fotos de un menor en Internet, puede comenzar a acosarle en las redes sociales por medio de un perfil falso. Esto es muy peligroso ya que, en muchas ocasiones, los agresores intentan quedar con la víctima para llevar la agresión del mundo virtual al mundo real.

Sexting

Es la principal fuente de contenido usado en casos de ciberbullying. Enviar fotos de uno mismo o una misma de claro caracter sexual puede ocasionar grandes problemas a un menor. Las imágenes pueden ser compartidas en cadena y acabar siendo el objeto de una gran cadena de burlas y mofas.

Phising

Se refiere a las estafas comentidas a través de Internet. En este caso, los perpetradores de la estafa tratan de hacerse con información financiera de la víctima. Puede ser un menor que introduce los datos de la tarjéta de crédito de sus padres para comprar mejoras en juego online o para comprar cualquier producto por Internet.

extorsión y Sextorsión

En este caso, el receptor de un vídeo o una imagen de contenido erótico protagonizada por un menor, lo chantajea con el fin de obtener un beneficio, normalmente económico, a cambio de no hacer pública dicha imagen o dicho vídeo.

Internet niños

2. Lee bien los permisos de las apps que descargas. Algunas no son lo que parecen.

Las aplicaciones más sencillas pueden ser, en ocasiones, las más peligrosas. Algo tan común como un juego gratuito en tu teléfono móvil o en la tableta puede esconder serias amenazas contra nuestra privacidad y la de nuestros hijos.

Acceso al micrófono

Algunas apps mantienen el micrófono de tu dispositivo encendido incluso cuando no las estas usando. Lo normal es que usen la información obtenida de tus conversaciones para conocerte mejor y vender tus datos al mejor postor, que los usará con fines comerciales. Pero también puede darse el caso de ue la información obtenida acabe en malas manos y, algo tan sencillo como decir una contraseña en voz alta pueda acarrearte grandes problemas.

Acceso a la cámara

Algunas apps solicitan acceso a tu cámara selfie, y son capaces de mantenerla encendida sin que nos demos cuenta. El objetivo es el mismo, obtener información con la que comerciar o hacernos chantaje, como en el caso de la sextorsión que comentábamos antes.

Acceso a otras aplicaciones

Si una aplicación de linterna solicita acceso a los datos de otras aplicaciones, debes preocuparte. El objetivo es obtener información acerca de tus gustos en cuanto a apps para vender la información a las empresas desarrolladoras.

Acceso a la galería

Si no se trata de una aplicación de fotos, raramente necesitará acceso a la galería de tu móvil. Si has descargado una calculadora que solicitaba acceso a tu cámara o a tu galería, te aconsejamos que la desinstales de inmediato. Lo mismo con cualquier app que sospeches que tiene más permisos de los que requiere para su correcto funcionamiento.

Acceso a tus contactos o tu historial de llamadas

Ocurre lo mismo que en los casos anteriores. Un juego no debe necesitar acceso a tu historial de llamadas para nada. Si lo hace, es porque está obteniendo información sobre tus contactos y tu relación con ellos en función de tus llamadas.

Hay más permisos que normalmente solicitan las apps, pero nos hemos centrado en los más significativos. Lo más importante es que instruyamos a los peques para que sean precavidos y lean bien los permisos antes de descargar una app.

3. Piensa en Internet como piensas en el mundo real

Ya hemos hablado de esto en posts anteriores. El mundo virtual no es más que un reflejo del mundo virtual, con sus cosas buenas y sus cosas malas. La misma educación que damos a nuestros hijos o a nuestros alumnos para desenvolverse en el mundo real, deberíamos dársela también para el mundo virtual. Los consabidos consejos como: no hables con desconocidos, no vayas a lugares peligros, no le cuentes tus secretos a nadie en quien no confíes, etc., se aplican al mundo virtual.

niños Internet

El problema y la solución

El gran problema radica en que el mundo virtual ha llegado cuando nosotros, los que ahora tenemos a menores a nuestro cargo, ya habíamos nacido y crecido. Al no haber crecido con los dos mundos coexistiendo, hemos dejado de aprender muchas cosas que son importantes para estar protegidos al adentrarnos en los entresijos de Internet.

Por ello debemos poner mucho empeño en, como decimos en nuestras charlas, aprender a manejar la tecnología al menos al mismo nivel que nuestros hijos o nuestros alumnos. Si no, siempre estaremos en una posición de desventaja a la hora de educarles, cuidarles y protegerles en los dos mundos en los que les ha tocado vivir.


Recuerda que en Kuicco te ayudamos a guardar todas las fotos y vídeos de los más peques y a compartirlas forma privada y segura sin que su imagen ni sus datos dejen rastro en Internet.

Si necesitas más información sobre Kuicco para tu familia o Kuicco para tu centro educativo (con servicio integral de protección de datos y compartición segura de imágenes), escríbenos a info@kuicco.com o solicita información aquí.

Kuicco logo

mm
Kuicco, guarda fácilmente los mejores momentos de la vida de tus hijos y compártelos con tus seres queridos de forma privada y segura. Y ahora también, con Kuicco School, ¡Kuicco en el cole!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *